“Sol” en la oscuridad de la pandemia: danza pospandémica

Primera función de danza que veo en tiempos “pospandémicos” y me sacudió mental y emocionalmente; en primer lugar, la imagen de ver a los automóviles como un espectador más me situó en una etapa de la vida futurista robótica y a la película Cars… La intriga de cómo sería la danza, por dónde saldría el bailarín, qué música utilizaría, por dónde se movería. Esto se fue desarrollando justo cuando el carro donde iba  se colocó en una posición haciendo un círculo con los demás carros, un banco en el centro y esperar…

La cita fue en la Hacienda El Tular, en Jojutla, estado de Morelos, México. Comienzan a llegar más carros, se completa el círculo, comienza la música, una música apocalíptica, el sol se va ocultando, la música sigue sonando en un loop que poco a poco te va envolviendo, sí, es una música apocalíptica pero no molesta, al contrario, te va poniendo en una sintonía con lo que hay alrededor; esperando la danza, esperando el evento coreográfico llamado Sol, astro que justo va ocultándose.

Sigue sonando la música, dan la primera llamada, el sol casi ya no se ve; sale el bailarín, lentes oscuros, rodilleras y guantes lo protegen, camina, se mueve… segunda llamada, dan indicaciones de que podemos alumbrar con las luces del carro y jugar con ellas: subir y bajar intensidades según queramos participar… tercera llamada, comienza la danza, los carros  alumbrando como un sol falso pero presente y aquí es donde uno llega a la comunicación no verbal, donde si la luz del carro de enfrente te lastima los ojos mueves las luces para que sepa que te lastima. Así inició, con ese detalle no verbal haciéndote sentir entendido y atento ante lo que está sucediendo, a la vez que formas parte de la pieza.

La danza comenzó y más allá de la técnica, nos dio respuestas a esta nueva realidad, movimientos que nos llevaron a un recuerdo y melancolía de lo que somos ahora, lo que buscamos ser, a dónde vamos, qué queremos. Movimiento acompañado de esa música envolvente, seguido de palabras reproducidas sobre la música: “150 millones de km de distancia…”

La danza resistiendo a todo, resistiendo y respondiendo a una pandemia, la danza demostrando la raíz de la humanidad, el arte rescatándonos de un confinamiento, rescatándonos de la muerte, de la crisis mundial, sacudiéndonos y hacernos ver cómo es posible una danza en tiempos de pandemia. Nos reafirma como creadores, como espectadores, como personas, y como personas hago referencia a la empatía, ver al otro como un reflejo  de lo que somos, de lo que hacemos, de cómo tratamos a los demás.

Para eso es el arte y esta coreografía marca un contexto muy importante para seguir en este camino, en este mundo creativo donde se salvan mentes, almas y vidas: una medicina natural para esta pandemia mundial.

En el programa de mano hay un apartado que dice: “Mensaje al espectador” y continúa diciendo:

Todos los proyectos culturales hoy en día, atraviesan una cuestionante: ¿Es posible el arte en tiempos de Covid-19? Gracias a ti podemos decir que sí.

Al asistir a esta función de danza decretas la importancia en la búsqueda de espacios destinados  al arte y su  innegable aportación a la construcción de una comunidad participativa…

Y sí, como espectadora tengo mucha responsabilidad de difundir y seguir apoyando obras y eventos como este, donde el bailarín, coreógrafo, músico, espectador, la que recibe a los carros y ofrece los programas de mano, el que pone la música, el fotógrafo, somos una comunidad y estamos para servir y crear comunidad; somos una sociedad en búsqueda de comuni-dar. Al ver y vivir la danza eso sucedió, sucedió la comunidad.

Nos redefinimos para encontrar esa autonomía de creación libertaria, autonomía artística.

Sol al igual que su música final, nos deja ese deslumbre emocional y mental. Los cláxons no bastaron como forma de aplausos y se gritó, se chifló, se aplaudió en una demostración de decir: Gracias.

Un fragmento de “SOL": danza en auto-teatro, que se llevó a cabo en JOJUTLA MORELOS el día de ayer."SOL" es una obra unipersonal de danza creada en situación de cuarentena por Jesús Velasco Mondragón. A través del formato Auto Teatro Experimental, propone una experiencia escénica desde un espacio propio para el público; su automóvil. Sinopsis:“antes de aprender a no tocar nada, soñábamos con tocarlo todo.de niño yo soñaba con tocar el sol.”Un momento suspendido en el tiempo, donde los sueños sólo son sueños, se narra a través de una fugaz alineación entre hombre y astro; un vínculo que nos guía por la imposibilidad de una mirada sin ojos, una caricia sin tacto y una conversación a 150,000,000 de km de distancia. “SOL” centra a su personaje en un aislamiento reconocible, donde todo queda expuesto. Rituales y recuerdos son revelados, cuestionando la propia capacidad humana de trascender crisis, adoptar nuevas realidades y sensibilizar con lo universal. Video por: Fluir Revista de danza#nuevanormalidad #autoteatro #autodanza #nuevanormalidadcultura #artesescenicas #danza #coreografía #SOL #JojutlaMorelos

Publiée par FLUIR Revista de danza contemporánea sur Dimanche 21 juin 2020

…..

“SOL”: danza en auto-teatro, JOJUTLA MORELOS, ¿es posible el arte en tiempos de covid?

“SOL” es una obra unipersonal de danza creada en situación de cuarentena por Jesús Velasco Mondragón. A través del formato Auto Teatro Experimental, propone una experiencia escénica desde un espacio propio para el público; su automóvil.

Sinopsis:

“antes de aprender a no tocar nada, soñábamos con tocarlo todo.
de niño yo soñaba con tocar el sol.”

Un momento suspendido en el tiempo, donde los sueños sólo son sueños, se narra a través de una fugaz alineación entre hombre y astro; un vínculo que nos guía por la imposibilidad de una mirada sin ojos, una caricia sin tacto y una conversación a 150,000,000 de km de distancia.

“SOL” centra a su personaje en un aislamiento reconocible, donde todo queda expuesto. Rituales y recuerdos son revelados, cuestionando la propia capacidad humana de trascender crisis, adoptar nuevas realidades y sensibilizar con lo universal.

Abril Luna

Coreógrafa, bailarina y músico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.