Espacio Laban: profesionalizar la danza

Hace unas semanas nos enteramos de la apertura de un espacio único en México para profundizar en el estudio de Rudolf Laban. Compartimos en redes sociales la noticia y la respuesta de nuestras lectoras y lectores fue inesperada y numerosa. Por ello, nos dimos a la tarea de buscar a la fundadora del Espacio Laban, Miriam Huberman, para que nos platicara sobre este proyecto, así como de la importancia y aplicaciones de Laban:

Surgimiento del Espacio Laban

El Espacio Laban surge del Centro Mexicano e Estudios Coreológicos AC, del cual soy la presidenta y somos un grupo de personas relacionadas con el legado y trabajo de Laban. Desde 2007 estamos pensando en esta idea de que deberíamos hacer un centro y agruparnos, pues quienes estamos en esto estamos muy dispersos, por otro lado, el legado de Laban es muy importante, tiene muchas aplicaciones. Otra preocupación es que si queremos que haya más gente en esto, hasta ahora la única forma de que la gente pudiera aprender es yéndose al extranjero y casi nadie tiene los recursos ni el tiempo para irse durante 2 semanas mínimo. Entonces, dado que hay cada vez más gente con un nivel alto, o de notación o análisis de movimiento, ya podemos formar a la gente aquí y hacer algo al estilo de la Royall, donde vienen los maestros a aplicar los exámenes y te certifican. No necesariamente será ese el esquema. Otro punto es que no queríamos que la gente sólo se dedicara a notación o análisis de movimiento como se hace en EE.UU., sino que se trabaje con el enfoque coreológico como en Inglaterra, que es mucho más holístico, por decirlo de alguna manera, pues estás viendo la forma y el contenido de la danza como un arte performativo y corporeizado, es decir, no sólo registras o analizas lo que estás viendo sino que lo que miras es el hecho dancístico con todas las categorías analíticas de Laban, pero viéndolo como un evento dancístico, no sólo anotando. Es una cosa más amplia que funciona para todas las artes escénicas: música, danza y teatro. Es el único curso en México con enfoque coreológico cuyo fin es profesionalizar, no sólo hacer cursitos, sino formar analistas, coreólogos, críticos.

Aplicaciones

La aplicación principal es que te vuelves más preciso en tu ejecución y tu gama expresiva aumenta. En danza, cuando hablo de precisión me refiero a que en lugar de que un coreógrafo te diga: “date un poquito de vuelta” o “mira para allá”, te dirá “haz un cuarto de giro hacia la izquierda” y tú ya sabes qué tienes que hacer, no es “un poquito”. O estas cosas como “estás muy tieso” y en lugar de decir eso, puedes decir “hay que trabajar con el flujo controlado”. Entonces comienzas a tener resultados más rápido. Otra cosa es que la relación entre intención y resultado se vuelve congruente, lo que es un problema con la danza contemporánea hasta nuestros días, por ejemplo, un coreógrafo quiere hablar sobre el amor y tú al ver la obra dices: “qué interesante”, “ya vi dónde” (irónicamente hablando), pero no entendiste nada pues ves todo lo que se te ocurra menos amor. Entonces sales y no quieres volver a ver a esa compañía o danza contemporánea. Eso tiene que ver con la falta de congruencia entre la intención y resultado. En teatro también ocurre, aunque tiene el apoyo del texto que acota y dirige el camino. Yo muchas veces veo teatro, me tapo los oídos y sólo los veo, si haces este ejercicio, también sales sin haber entendido nada porque las emociones no son congruentes con el movimiento. Entonces con nuestra propuesta tienes la oportunidad de ser más efectivo, de que se logre lo que quieres y más rápido. Porque al dar una instrucción más precisa y tener bailarines o actores o músicos que tengan el mismo lenguaje, ves resultados más rápido. También sirve para improvisación porque al tener más clara la gama de componentes estructurales del movimiento: partes del cuerpo, acciones, dinámica y fraseo, formas espaciales y las relaciones entre todas estas, entonces puedes decir: vamos a trabajar sobre las relación entre las partes del cuerpo que se mueven y las formas espaciales que creas, vamos a mover manos y veamos que pasa en el espacio con la mano nada más, por ejemplo. Eso abre el panorama de la improvisación y no sólo la estructura.

Como maestro también hay mucho que decir. La mayoría de nuestros alumnos dan clases y dicen: “antes veía que alguien no estaba haciendo algo bien, pero no sabía identificarlo con precisión, ahora sé que no están haciendo el impulso para dar un giro o no hacía bien un péndulo”.

También tiene aplicación en el teatro, la formación actoral y musical. Por ejemplo, para un ejecutante de cello, su sonido depende mucho del movimiento al ejecutar; lo mismo con la voz del actor. El sonido como movimiento, pues el resultado auditivo depende de cómo te mueves, finalmente ambas son movimiento pues sin éste no se produce el sonido, por ejemplo en la música. Entonces, puedes corregir tu sonido desde el movimiento. En términos sociológicos, una rama del legado de Laban se fue a áreas administrativas. Las aplicaciones son muy amplias, por ejemplo, en este momento el Centro forma parte de un proyecto de rescate biocultural a partir de una tesis sobre la danza de paixtles en Tuxpan, Jalisco. Es un proyecto de conservación de heno que se acaba por extracción para Navidad y siembra de aguacate, a cargo de la Dra María Flores de la UAM, especialista en restauración de heno.

Contenido de los cursos

El espacio donde damos los talleres se encuentra en el sur de la Ciudad de México y también daremos cursos en escuelas. En este momento se está dando el curso básico, un tronco común para todo el mundo, que es “Introducción a los estudios coreológicos”. El curso está diseñado en 10 temas, entre los que está: Rudolf Laban, quién era, su legado, los conceptos coreológicos básicos, instituciones/mapa de dónde se trabaja Laban en el mundo, los estudios coreológicos, unión de forma y contenido, mente y emociones (su unión como parte de un todo es un tema fundamental en Laban). A veces olvidamos esto y vemos la danza sólo como técnica y coreografía, pero no como que el movimiento es expresivo de por sí, que es una cita de Laban “el movimiento es expresivo de por sí”, entonces, hagas lo que hagas, o no hagas lo que no hagas estás diciendo algo.

Para entender cómo está hecha la danza necesitamos comprender cuáles son los hilos conductores del medio dancístico, que son los elementos sin los cuales no habría danza: necesitas un ejecutante, un lugar (no un espacio), un sonido (no necesariamente música) y el movimiento. Si no tienes esos cuatro hilos conductores, no hay danza, y cada uno de esos hilos tiene sus componentes estructurales. Laban se desarrolló en el hilo conductor del movimiento, y dedicamos un día a cada componente estructural: partes del cuerpo, acciones (el movimiento, para serlo, tiene una parte del cuerpo que se mueve y se hace con una dinámica y un fraseo determinado; al hacer ese movimiento creas una forma espacial y después está la relación entre todo: una mujer que se mueve de determinada manera, sentada en un sillón, atrás hay un librero, se escuchan pájaros, etc.). Se ven todos estos componentes y se termina con ejemplos donde ves cómo se hace ese tipo de análisis ya en una obra, desde flamenco, hindú, contemporáneo, ballet, folclor. No importa qué danza sea, aplica a toda la danza.

Más adelante se ofrecerán cursos más especializados para llegar a la certificación.

El Espacio cuenta también con otra área que será de publicaciones y asesorías coreológicas para compañías de teatro y danza.

CONTACTO:

Facebook: Espacio Laban

info@espaciolaban.org

miriamhuberman@espaciolaban.org

Fabián Guerrero

Editor y lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.